El cutter para el arquitecto



Para un arquitecto interiorista el cúter es indispensable al momento de crear maquetas, si bien, no sólo sirve para cortar, ayuda a borrar líneas o pequeñas manchas que salen en los planos cuando entintamos, solo basta tallar con la hoja de modo que se acueste el cúter, de arriba hacia abajo. Si se realiza con la punta romperás tu plano. Esta técnica solo es invisible en papel delgado o mediano.   

Cutter olfa silver metálico



Si necesitas hacer un muro curvo, el cúter es una buena técnica. Dibuja la medida que necesitas en batería, incluyendo líneas divisorias (ej.: si tienes un muro de 15cm de largo, divídelo entre 5, así tendrás espacios de 3 cm) que son las que nos permitirán hacer la curva, voltea tu cúter haciendo que el filo este hacia arriba, vamos a utilizar la punta que no tiene filo, ya que vamos a marcar para que se pueda doblar.

De la misma manera como si se fuera a cortar, se realizan los trazos, procura dejar un espacio aproximadamente de 2 mm para facilitar el dobles y no se rompa. Una vez que ya se marcó, es hora de cortar el muro. Es recomendable que no cortes el muro sino hasta después de haber realizado las marcas.

Es preciso que la hoja este nueva, es recomendable cambiarla cada vez que se haga un corte, de lo contrario tu corte saldrá con mordeduras.

Material y espacio de trabajo (tabla de corte, escalímetro, escuadras, cutter y portaminas)

Apoyo de la tabla para precisar el corte 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipografías para arquitectura

Pritzker 2018: Los nominados son...

10 películas que todo arquitecto debe ver