Antoni Gaudí, modernismo catalán



"Para hacer las cosas bien es necesario: primero, el amor; segundo, la técnica", esta era la frase de cabecera de Antoni Gaudí i Cornet, uno de los exponentes del art nouveau en Europa. A pesar de esto, su estilo "personal" hizo que todas sus obras fuesen difíciles de clasificar en esa época.  

Arq. Antoni Gaudí i Cornet exponente del Art Noveau


¿Pero qué es lo que lo distingue de otros artistas? 

Una juventud marcada por el historicismo, que puede apreciarse en su obsesión por las figuras góticas, más una combinación de elementos que toma del arte árabe, oriental y mudéjar.

Más allá de la cuestión estética, para Gaudí su obras eran un todo y por eso realizaba un extenso análisis previo de cada lugar y ponía un gran énfasis en la naturaleza: la observaba, analizaba y finalmente aplicaba esos conocimientos para cimentar un edificio que además de rupturista habitase de manera simbiótica con su entorno.

Sus obras más importantes

La Sagrada Familia

La Sagrada Familia es la obra más irónica del arquitecto catalán (Shutterstock)

Es también conocido como "El último Gaudí". Fue concebido, en el plano de lo simbólico, como una Biblia de piedra, sus fachadas hacen alusión a los tres momentos clave de la vida de Jesús: nacimiento, pasión y resurrección.


La Casa Vicens

La Casa Vicens fue construida en 1883 en Barcelona (Shutterstock)


Su construcción comenzó en 1883 y finalizó en 1888 por pedido del corredor de bolsa Manuel Vicens Montaner. Se caracteriza por una volumetría compleja y una decoración en la que predomina el uso de azulejos, el estilo árabe y mudéjar.


El capricho

El Capricho se encuentra en la localidad costera de Comillas (shutterstock)


Esta edificación se caracteriza por tener dinamismo y riqueza cromática. Lo que destaca a esta obra son las líneas horizontales y verticales que rodean toda la fachada, acompañadas de cinturones de base de piedra y azulejos.


La Finca Güell

La Finca Guell tiene influencia del arte árabe (shutterstock)


Eusebi Güell le encargó a Gaudí el diseño del muro y de las puertas de acceso a la finca. Para la construcción de la reja de entrada utiliza material industrial reciclado. 


El Palacio Güell

En 1886 se inician las obras del Palacio Guell (shutterstock)


Luego de contratar a Gaudí para la construcción de ciertos trabajos en su finca de veraneo e impactado por su gran trabajo, Eusebi Güell, confía nuevamente en el arquitecto catalán. Lo elije para que lleve adelante el proyecto de un palacio urbano. El mismo se caracteriza por su austeridad en los interiores y exteriores. En el plano ornamental la sobriedad es lo que se destaca. Rejas, ventanas y puertas, muestran rasgos orgánicos, inspirados en la naturaleza.


La Casa Bontines

En 1891 se construye la Casa Bontines (shutterstock)

El proyecto para la construcción de este edificio de comercio y viviendas se conoce con ese nombre por la castellanización del segundo apellido de uno de los dueños del lugar, Joan Homs i Botinás. En esta obra hace referencia a los construcciones medievales: posee ventanas con pequeñas columnas, torres en las esquinas y un foso rodeado de rejas forjadas en hierro.


La Casa Calvet

Casa Calvet es uno de los espacios más valorados en Barcelona (Shutterstock)


Gaudí hace un "homenaje" al arte barroco y lo reinterpreta en la Casa Calvet. Las formas y ornamentos de la fachada dan cuenta de eso a través de simbolismos que hacen referencia al linaje.


La Catedral de Mallorca

Entre 1902 y 1903 se inicia la restauración de la Catedral de Mallorca (shutterstock)


La mayor parte de sus trabajos de restauración, estuvieron centrados en el altar mayor. Además se puede apreciar un exquisito trabajo en detalle en las lámparas, la iluminación y ornamentación.


La Casa Batlló

La Casa Batlló se caracteriza por tener una excelente iluminación (shutterstock)


Aquí podemos ver el espíritu creativo de Gaudí en su máximo esplendor. Utiliza tejas de colores con forma de escama, piedras que simulan la forma de los huesos y máscaras, cerámica y vidrio.


La Pedrera

El sistema de patios de la Pedrera muestra la importancia que tiene el vacío en las obras de Gaudí 


Es considerada una escultura arquitectónica en donde se combina robustez y dinamismo. Esto se logra a través de la mezcla de la solidez de la piedra, con la fluidez de las ondulaciones, lo cual genera una sensación de movimiento.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipografías para arquitectura

Briefing para mi proyecto arquitectónico

Pritzker 2018: Los nominados son...