Consejos para estudiantes de Arquitectura



Sabemos lo difícil que se torna a veces la vida del estudiante de arquitectura. Con muy pocas horas de sueño encima, las emociones nublan la razón, y cuando ya pensamos que dimos con la solución perfecta para nuestra entrega del día siguiente... nos parece que la maqueta se ve mejor al revés. 



Es por eso que te dejamos algunos consejos que debes seguir como estudiante:


  • La universidad te entrega herramientas,  reconócelas y poténcialas. ¿En qué eres bueno?


  • Arriésgate con tus propuestas en la universidad, pues es el mejor momento para explotar al máximo la creatividad.


  • En serio, dibuja. Sal a la calle y dibuja. Observarás detalles que a simple vista omitirías. Es ideal para agudizar el ojo arquitectónico.


  • Difícilmente trabajarás tú solo una vez titulado, así que tómate en serio los trabajos grupales.


  • Interésate por los materiales: aunque no están demasiado presentes durante la universidad, tendrás que conocerlos y manejarlos para integrarlos a tus obras en la vida laboral.


  • No le tengas miedo al papel en blanco. Muchas veces rayando o dibujando libremente sobre él las ideas vendrán a tu mente. El trabajo muscular que hace tu brazo al dibujar sobre el papel, permitirá que tus ideas se conecten.


  • Asegúrate de dormir de vez en cuando. O salir a trotar. O simplemente salir de la pieza donde estés trabajando. Toma aire fresco.


  • Jactarse de dormir poco, beber mucho café y cargar con el rostro cansado toda la semana no es para sentirse orgulloso. 


  • Rodéate de personas con intereses diversos de los tuyos. Eso enriquecerá tu visión del mundo, pondrá a prueba tus dogmas y te ayudará a crecer como persona.


  • Arquitectura es una carrera apasionante: no sólo se mezclan tus ideas y conocimiento, sino también tus emociones. Plásmalas en tus proyectos.


  • No te aísles a trabajar solitario en tu dormitorio o taller: cuando parece que tu proyecto perdió todo rumbo, la opinión de un compañero puede ser la salida de ese momento angustioso.


  • Evita los supuestos en tus proyectos: investiga, corrobora, analiza y cuestiona.


  • El total es más importante que la suma de las partes: intenta visualizar siempre el todo, al mismo tiempo que vas diseñando y corrigiendo en detalle cada uno de los espacios que componen tu propuesta.


  • No te obsesiones diseñando el mobiliario de los espacios si ni siquiera tienes el proyecto completo.


  • Las discusiones teóricas en la universidad suelen responder a contextos ya pasados. ¿Conoces cuáles son las principales discusiones hoy en día?





Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipografías para arquitectura

Pritzker 2018: Los nominados son...

Briefing para mi proyecto arquitectónico