La arquitectura en la era de Trump, la caída del posmodernismo



El posmodernismo ha muerto y si, esto no es noticia, todo aquel que vivió los 80´s y 90´s, la caída del muro de Berlín y tuvo a mal analizar obra sin pies ni cabeza diciendo que era arte conceptual, sabrá de lo que hablo.

Jean-François Lyotard, en su libro Posmodernismo, va a encargarse de desbaratar los cuatro discursos de la humanidad los cuales son:

·      La Historia
·      La Religión
·      La cultura
·      La familia

Así nos quedamos sin discursos, ubicando al individuo en su existencia más vulnerable, y entendiendo que los discursos no hacen falta, el mejor de los testigos es el arte, con ese arsenal de bodrios sin escrúpulos y se enarbolo la frase de  “Todo es arte” conclusión la humanidad vivió feliz, comprando y consumiendo cuantas cosas le dieran valor social, nacen las marcas y los pequeños relatos son los que ocuparon un lugar central en nuestras vidas, claro no importa nada siempre y cuando pudiéramos tomarnos una Coca-Cola en un auto modelo jetta nuevo y fumando un Marlboro, el mundo podría rodar.

Los que estudiamos dentro de este universo paralelo llamado Posmodernismo, entendimos que lo importante es la marca y el cliché, aprendimos a denominar nuestra obra como “obra de autor” enarbolándola así:

 “Minimalismo, purista Blanco cegador con un toque de brutalismo convexo”.
          
Y puntualizábamos con un nombre “X” siempre seguido de la terminación “Ana o Ania” así pues teníamos una obra original bajo un nombre que no era rebatible, aunque nunca lo hubiéramos leído ni yo ni mi interlocutor.

De acuerdo con la teoría más pura de “X-ania” ósea ejemplos: Derrida“Ania”  Kollhasi”ania”; sartri”ania” etc. La arquitectura se convirtió en un escaparate para Rockstars, y los espacios se empezaron a ser desvirtuados, cuanto más raros y más inhumanos, más cool y conceptual.  

El día de hoy es muy diferente, todo cambio, pero ¿que fue lo que realmente cambio?, y la respuesta es: ¡el Ser Humano!,

Hoy se están haciendo estudios para poder extraer el petróleo del medio oriente, pero para que eso se pudiera hacer, los “gringos” tuvieron que tiras sus torres gemelas, SI, el por-modernismo murió el 11 de septiembre del 2001. 

Murió porque la mentalidad demócrata fue sustituida por una mentalidad imperialista, que trabaja a través del miedo. El imperio y su estructura armamentista viven de las guerras del miedo que imponen a los demás, y para poder hacer la guerra lo único que se necesita es que el pueblo tenga no miedo, pavor.

El paso lógico es cerrar sus fronteras, encerrarse ocultarse de los malos de los “Bad-Hombres”, para que no puedan entrar a hacer daño, a robar, y el siguiente es el atacar a todo el que este afuera. “Afuera de su muro de Trump”.

La “catafixia” está clara, cambio mi libertad por seguridad. Esto es ya aceptado, el despojo de los migrantes, y la venta de armas hasta a los retrasados mentales es promovida, las casas con rejas en ventanas y muros altos y todos armados en la sala en espera del malo. Ya no importan los pequeños relatos, lo que importa es que nos defiendan y en la histeria colectiva solo un hombre nos puede salvar, un burgués poderoso y temeroso, y eso es el fascismo.

Porque el fascista, no es más que un burgués con miedo. Que prefiere matar antes que ser robado, atacar primero antes de morir.

Todo se esta desmoronando, el único camino que nos queda, es voltear a nosotros mismos, regresar a nuestra cultura, de color, de sabor a beber tequila y comer chiles en nogada, a disfrutar nuestra familia, y rogarle a la Virgencita que nuestra economía no fracase. Negar ese absurdo Posmodernismo y resurgir nuestros discursos, los cuatro grandes discursos, que son los que nos marcan la vida.


Espero ver en esta era de terror, más Arquitectos que construyan Arquitectura de verdad no cosas blancas y Renders sin sabor, Arquitectura que hable de nosotros, con mejores formas y mas colorido, que nos enaltezca ante nuestra propia vida y de paso ante el resto del mundo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipografías para arquitectura

Briefing para mi proyecto arquitectónico

Pritzker 2018: Los nominados son...