¿Arquitecto de Interiores o Diseñador de Interiores?



Partiendo de la definición abstracta como se conoce es como iniciaremos esta pequeña reseña de las diferencias que existen entre los dos tipos de especialistas.

Iniciamos con el Diseñador de Interiores. El Diseño de Interiores es una disciplina proyectual que involucra el proceso de mejorar la función y cualidades del espacio interior, con la manipulación del volumen espacial, así como el tratamiento superficial (materiales y objetos). Los diseñadores de interiores se pueden especializar en una determinada disciplina de diseño interior, como el diseño residencial y comercial, desarrollando así varias habilidades áreas especializadas de diseño como la hospitalización, el cuidado de la salud y el diseño institucional.




El interiorismo es una disciplina tan antigua o más que la arquitectura, recordemos que antes de empezar a construir nuestros primeros refugios, lo primero que hicimos los humanos fue decorar el interior de las cuevas a través de pinturas rupestres. La arquitectura interior es el espacio que se habita y debido a esto el proyecto de interiorismo cobra una suma importancia. Hoy en día el interiorismo está presente en multitud de frentes, numerosos negocios, desde comercios, bares, discotecas, farmacias, supermercados.

Una vez que hemos dejado de manera más clara los conceptos como lo entendemos, creo entonces que el Arquitecto Interiorista es una persona más completa y preparada, pero te preguntarás, como es que nació este concepto, en qué momento se pensó en fusionar la belleza de la Arquitectura como la conocemos con la majestuosa y versátil forma que existe del interiorismo, bueno, a continuación te comentare de manera más extendía como y porque se da esta fusión y la razón principal para creer que un Arquitecto de Interiores está por encima del anterior.




El arquitecto posee una formación muy completa, sin embargo, los proyectos de arquitectura generalmente no abordan el proyecto de interiores en profundidad. Normalmente en la carrera de arquitectura no se profundiza demasiado en temas como: teoría del color, mobiliario, ambientes, iluminación, estos detalles son propiamente de Interiorismo, sin embargo, la creatividad y la visión para generar los espacios dentro de los espacios hizo pensar en que un Arquitecto cuente con ese toque para poder pensar en especializarse en el interiorismo.

Es ahí donde nace el concepto de un Arquitecto de Interiores, es decir, una persona que cuente con la capacidad de crear un concepto de cero a 100 y de 360 grados, no solo quedarse con la gran parte de la planeación y creación de un inmueble sino además lograr conceptualizarlo, es decir, el arquitecto de interiores ha de ser un profesional muy meticuloso ya que su desarrollo profesional requiere tanto de habilidad en el diseño como de un amplio manejo de los materiales y del software informático de última generación, la escala a la que trabaja un interiorista tiende a detalle el ojo del buen gusto de las formas, de las texturas.

No debe ser confundido con la decoración interior, el diseño interior indaga en aspectos de la psicología ambiental, la arquitectura, y del diseño de producto, además de la decoración tradicional. Un Arquitecto de Interiores, es un profesional calificado dentro del campo del diseño interior o quién diseña interiores de oficio como parte de su trabajo, el arquitecto es quien se encarga de proyectar, diseñar y construir edificios basándose, normalmente, tanto en las necesidades de quien va a vivir en ellos como en las características del entorno y con la especialidad en interiorismo, conjuga psicología ambiental, arquitectura y diseño de productos para crear ambientes que, más que un lugar, sean experiencias en las que vivir. En definitiva, busca la combinación más adecuada entre persona-arquitectura-contexto-productos.




En conclusión, el Arquitecto Interiorista, hoy en día tiene más armas para enfrentar la competencia laboral que un Arquitecto o un Diseñador, debido a esta fusión, los espacios como los conocemos se convierten en un lienzo blanco que con capacidad conocimientos y creatividad se convierten en grandes complejos, inmuebles, Hospitales, Centros comerciales y así lo que su creatividad logre alcanzar.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipografías para arquitectura

Pritzker 2018: Los nominados son...

10 películas que todo arquitecto debe ver